Beneficios de ir a trabajar con tu perro

Se te rompe el alma cuando cierras la puerta y dejas a tu perro solo en casa durante todo el dìa. ¿Soluciòn? Sencillo!

Llevàrtelo al trabajo. "Una locura", pensaràs. Tal vez pueda parecerlo a priori, pero cada vez màs estudios avalan que llevar a tu mascota a la oficina tiene infinidad de factores positivos. Y no sòlo los estudios lo defienden; muchas compañìas, sobre todo en Estados Unidos, se han dado cuenta de esta realidad y han colgado en sus puertas el cartel de "Empresa dog-friendly".

Entonces, ¿cuàles son los beneficios de convertir a tu perro en el rey del despacho?

 

Se cuentan por decenas. En primer lugar, las investigaciones demuestran que los niveles de ansiedad y estrès disminuyen exponencialmente, porque se elimina el sentimiento de culpabilidad generado por "abandonar" a la mascota durante, al menos, ocho o nueve horas diarias. 

Por otro lado, el hecho de saber en todo momento dònde y còmo està tu perro o gato ayuda tambièn a poder concentrarse en las labores y rutinas, eliminando tìpicos pensamientos negativos como "¿se habrà hecho daño?" o "¿le habrà pasado algo?.

Ademàs, poder jugar con ellos entre tarea y tarea resulta tambièn muy beneficioso para mantener controlado el estrès. Y, porsupuesto, compartir espacios con animales juguetones contribuye a crear un ambiente de trabajo màs distendido y hace mucho por las relaciones interpersonales entre compañeros, traducièndose todo ello en una mayor productividad.

Ir a trabajar con tu perro, llevar a tu perro a la oficina

Pero no hay que imaginar una oficina en la que las impresoras se confunden con los huesos de plàstico y las correas.

Para que una empresa dog-friendly funcione correctamente y para que todos esos beneficios se traduzcan, efectivamente, en una mejor marcha de la compañìa, se deben implementar una serie de "cambios de concepto". Cada vez son màs las firmas que, conscientes de todo ello, se ocupan de adaptar sus espacios de trabajo creando guarderìas y zonas de recreo para las mascotas, garantizando asì que los animales no se conviertan en distracciones que alejen a los trabajadores de sus agendas.

Google, por ejemplo, incluyò hace unos años en su còdigo de conducta sus polìticas respecto a los animales:

"El afecto de Google hacia nuestros amigos caninos es parte integral de nuestra cultura corporativa", afirman.

Por otro lado, Amazon es otra gran multinacional que contribuye con su conciencia animalista a engrosar la cifra que asegura que 1,4 millones de estadounidenses acuden a sus centros de trabajo acompañados de sus perros y gatos.

 

Y la tendencia es tambièn cada vez màs popular en España, donde marcas como AirBnB, Redbility y Utopicus cuentan en sus instalaciones con espacios destinados a los animales de sus trabajadores. Aunque tal vez el caso màs paradigmàtico sea el de Affinity, la firma de alimentaciòn para mascotas, que habilitò hace unos años una "doggy zone" en la que varios perros pueden disfrutar de juegos y distracciones mientras sus dueños trabajan en la sala contigua.

Ahora, lo màs complicado serà convencer al jefe. pero tal vez con unos cuantos datos puedan caer en la cuenta de que esta es una apuesta valiente pero segura para fomentar la buena marcha de su negocio. Tal vez llegue el dìa en el que tu perro no te despida en la puerta con ojos tristes, sino que te espere moviendo el rabo con la correa en la boca esperando a que lo lleves de excursiòn.

Escribir comentario

Comentarios: 0