Fans del Agility Canino

Practicado como pasatiempo o como competiciòn, el Agility (Agilidad) constituye un medio idòneo para practicar ejercicio juntos, canalizar la energìa de tu amigo, fomentar tu vìnculo con èl, y conseguir unos niveles de control y obediencia realmente ùnicos. Si lo pruebas, seguro que te quedas. ¡ El Agility engancha!

En que consiste este deporte?

Como està inspirado en los concursos hìpicos de saltos, las pruebas consisten en que el perro, sin correa (y sin collar, por razones de seguridad) y dirigido por su guìa mediante ordenes verbales o corporales, acompañàndole sin llegar a tocarle, supere un circuito de vistosos obstàculos dispuestos en la pista en el menor tiempo posible -existe un tiempo màximo por manga que el juez fija de antemano- y con la menor cantidad de penalizaciones (faltas, rehùses...).

Se trata, pues, de un deporte en el que la precisión en la ejecuciòn es tan importante como la rapidez. Algunos de los obstàculos que componen las pistas, diseñadas por los jueces, son: rampa, balancìn, pasarela, mesa, postes de slalom, vallas, tùneles, diversos obstàculos de salto, rueda..., que jamàs pueden suponer el màs mínimo peligro para el perro.

 

Los recorridos se modifican constantemente para evitar cualquier efecto de "mecanizaciòn" en el binomio perro-guìa.

De este modo se busca mantener la concentraciòn y la estimulaciòn en todo momento.

En España, este deporte es tan seguido que existen multitud de clubes y campos de entrenamiento en el que los monitores y entrenadores te iniciaràn en su pràctica. ¡ Os lo vàis a pasar bomba !

Este apasionante deporte canino pueden practicarlo todos los perros de cualquier tamaño que estèn en plena forma y en un òptimo estado de salud. Es un deporte bàsicamente concebido para que el perro se divierta, se potencie su inteligencia, aprenda mediante una experiencia positiva y disfrute contigo, nunca debe representar algo negativo para èl.

 

Como es un deporte fìsicamente exigente, no es aconsejable en absoluto que los cachorros se inicien en su pràctica hasta que hayan finalizado totalmente su desarrollo fìsico y ya estèn en condiciones de comenzar con esta actividad (este periodo dependerà del tamaño del perro, de sus particularidades, etc.. Para la competiciòn propiamente dicha la Federaciòn Cinològica Internacional exige una edad mìnima de 18 meses). Mientras tanto puedes ir educando y sociabilizando a tu mascota.  Asimismo, si tu compañero de aventuras es ya un poco mayor, existen actividades màs tranquilas para competir con èl. Dependiendo de su altura a la cruz, existen varias categorìas ( pequeña, mediana y grande) en las que se adapta la altura de los obstàculos al tamaño del perro.

Esta actividad fomenta sobre todo la educaciòn de tu perro mediante el juego y los refuerzos positivos. Antes de comenzar su pràctica, tu perro debe tener aprendidas unas nociones mìnimas de obediencia (caminar junto a ti, venir a tu llamada o sentarse y tumbarse a la orden, por ejemplo) para poder iniciarse con èxito. Ademàs, debe ser sociable y equilibrado. Ten en cuenta que vas a compartir este deporte con muchos màs aficionados que llevan a su perro a entrenar al club y el ambiente debe ser armonioso. El agility no sòlo te ayudarà notablemente en su educaciòn y sociabilizaciòn, sino que te permitirà conocerle màs y mejor.

Escribir comentario

Comentarios: 0